Opción `Recuérdame en este ordenador`

Activando esta funcionalidad `Recuérdame en este ordenador`, automáticamente tu cuenta se mantendrá abierta durante 45 dias. Con el fin de evitar que otros accedan a tu cuenta, te recomendamos que no utilices esta opción en dispositivos u ordenadores compartidos con otras personas.

PIERDE LOS KILOS DE VERANO SIN DIETAS MILAGRO

PIERDE LOS KILOS DE VERANO SIN DIETAS MILAGRO

Fecha 20/09/2019

Pierde los Kilos de verano sin dietas milagro y sin afectar al rendimiento.

cabecera

Cambio de hábitos en vacaciones

En períodos de baja actividad deportiva, ya sea porqué nos hemos ido de vacaciones, porqué el verano nos ha hecho refugiarnos de las altas temperaturas, porque estamos en período de descanso o, simplemente, porque nos hemos excedido con las tentaciones que el verano pone ante nuestros ojos; veamos que a medida que pasan las semanas nuestro peso va en aumento.

Puede ser que nuestra complexión haya cambiado y observemos que tenemos un poco más de grasa corporal acumulada y nuestros músculos no estén tan definidos como es habitual el resto del año.

Estas circunstancias harán que nos sintamos más pesados y menos a gusto con nosotros mismos y con nuestro rendimiento deportivo.

Baja bien, rinde bien

Una de las técnicas que más utilizo en consulta para que el deportista tome conciencia de su alimentación es hacerle apuntar durante 3-7 días todo lo que come, bebe y picotea a lo largo de un día.

Si lo hacéis durante 5 días, intentad que dos de los días sean en fin de semana, por ejemplo:

imagen

Una vez tengáis todos los días rellenados y siendo muy sinceros con nosotros mismos, tenemos que observar la tabla de los excesos más habituales (abajo la encontramos) y subrallar en rojo los “excesos” que hemos ido cometiendo.

Excesos más habituales

  • Comida en restaurantes donde se cocina con mucho aceite y ofrecen comida en abundancia o fastfood.
  • Salsas muy grasas (salsa carbonara, salsa pesto,...).
  • Guarniciones grasas (patatas fritas, pisto con mucho aceite,...).
  • Postres de pastelería (dulces, pasteles,...)
  • Pastelería artesanal sin control de cantidades de ingredientes grasos (bollos, bizcochos, pasteles,...)
  • Bollería industrial.
  • Alimentos pre-cocinados.
  • Aperitivos.
  • Fritos (patatas bravas, patatas fritas, chips, calamares a la romana, empanadillas,...)
  • Empanados/rebozados (san jacobos, flamenquines, pollo empanado,...)
  • Productos procesados (salchichas, butifarras, frankfurt, embutidos grasos,...)
  • Mantecas o margarinas.
  • Palomitas con mantequilla o aceite (típicas del cine)
  • Exceso de azúcares (dos sobres en el café, añadir cacao o azúcar a la leche,...)
  • Ingesta a des-horas.
  • Helados / copas de helado.
  • Almíbar (el jugo de la macedónia o de la fruta en almíbar tiene elevadas cantidades de azúcar, es mejor retirarlo y tomar solamente la fruta)
  • Bebidas gaseosas azucaradas
  • Bebidas refrescantes azucaradas
  • Isotónicas fuera del entreno.
  • Bebidas alcohólicas (sangría, cava, vino, vermut,...)
  • Cócteles.

 

Ver marcado en rojo nuestros propios excesos hará que, de forma visual, tomemos conciencia de los cambios a realizar. No hace falta hacer todos los cambios de golpe, pero si ir mejorando semana a semana.

Si seguimos con el diario de comidas vamos a ver como nuestra alimentación mejora y todos estos alimentos superfluos acaban reduciéndose muchísimo.

Normalmente las dietas no se cumplen por ser demasiado estrictas (dietas milagro donde, por ejemplo quitemos los hidratos de carbono) o por un exceso de “caprichos” a lo largo del día y la semana.

Os animo a probarlo y explicarnos como os ha ido la experiencia y, recordad: no hay que ser estricto en nuestra alimentación pues algún exceso es importante para mantener una alimentación equilibrada en el tiempo, pero hay que saber moderarse y saber cuándo se pueden permitir y cuando no.

 

Cerrar