Opción `Recuérdame en este ordenador`

Activando esta funcionalidad `Recuérdame en este ordenador`, automáticamente tu cuenta se mantendrá abierta durante 45 dias. Con el fin de evitar que otros accedan a tu cuenta, te recomendamos que no utilices esta opción en dispositivos u ordenadores compartidos con otras personas.

NIKE RUNNING & TRIATLÓN

NIKE RUNNING & TRIATLÓN

Fecha 29/01/2020

En el objetivo continuo de aportar un punto de vista especialista, se nos ocurrió la idea de colaborar con Nike en un proyecto con un objetivo muy claro: Conocer con qué material entrena y compite un Triatleta “Élite”.

cabecera

Para ello, contamos con dos perfiles que nos dan un punto de vista en primera persona, desde la perspectiva propia de alguien que trabaja a diario para estar al máximo nivel en su deporte: Estas personas son más que de sobra conocidas en el mundo del Triatlón español: Tamara Gómez y Carlos Oliver. Dos triatletas jóvenes pero con experiencia y palmarés más que sobrante para darnos un punto de vista totalmente especialista en la materia. Aprovechamos también para conocerlos un poco más y entender todo lo que hay detrás de los grandes resultados que nos han brindado a lo largo de estos últimos años.

 

Entrevista TAMARA GÓMEZ

Nombre: Tamara Gómez Garrido. 

Edad: 28 años
Lugar de nacimiento: Elche
Lugar de residencia: Tenerife / Pontevedra
Principales logros deportivos: Campeona de España de triatlón olímpico, bronce campeonato de Europa de triatlón sprint, campeona de la Copa del Mundo de Mooloolaba 2015.

Cuéntanos sobre tu trayectoria deportiva.

Conocí el triatlón con 18 años, gracias a un entrenador que entrena a algunos chicos de larga distancia en Elche (mi ciudad natal).
Hacía natación desde los 5 años, y no se me daba mal correr. Este entrenador me vio corriendo un cross que hacían entre los colegios de Elche y me habló del triatlón y de las tomas de tiempos de la tecnificación de la Federación Española.

Hice la toma de tiempos y gracias a los resultados en esta me llamaron a varias concentraciones de tecnificación con la Federación Española de tri. Uno de los técnicos de la federación me dijo que pidiera la beca para entrar al C.A.R. de Madrid (residencia Joaquín Blume) y entré en el C.A.R. para la temporada 2010 (en mi último año de junior), y ahí empezó mi vida como triatleta.

Estuve en la Blume 4 años hasta que me fui del C.A.R. en 2015, cuando empecé a entrenar con Carlos Prieto, quien sigue siendo mi entrenador a día de hoy. 

¿Cómo es un día “normal” en la vida de una triatleta de élite?

Entreno de lunes a domingo, siendo el viernes el día de descanso activo, en el que solo hago una sesión de natación suave, o si las semanas están siendo duras y estoy muy cansada hago descanso total.
El resto de días, son de tres o cuatro sesiones (contando con el gimnasio).
Los días pueden variar dependiendo de la época del año, pero un día tipo suele ser:


- 08:00: desayuno
- 09:00: natación
- 11:15: bici
- 14:00: comida
- 17:15: carrera
- 18:30: gimnasio
- 20:30: cena

También curso una carrera universitaria, así que después de comer/cenar meto tiempo de estudio. 

Hablemos de material, cuéntanos sobre las zapatillas que usas.

Yo suelo usar dos o tres pares de zapatillas de entrenar y un par para competir cada temporada.
Para entrenar necesito una zapatilla con suficiente amortiguación, y además estable porque en 2018 tuve que pasar por quirófano para solucionar un síndrome de atrapamiento de la arteria poplítea bilateral. La cirugía consistió en eliminar un trozo de gemelo interno de cada pierna para liberar la arteria, lo que a día de hoy sigue haciendo que tenga muchos problemas de sobrecarga en los gemelos, soleos y tibial posterior.

Para los rodajes, suelo usar zapatillas neutras, con drop alto, que proporcionen bastante amortiguación, estables, y que agarren bien no solo en asfalto, sino también en tierra.  


Para los entrenamientos más rápidos suelo usar zapatillas mixtas, algo más ligeras, que igualmente tengan amortiguación pero que a la vez  sean reactivas y no se sientan “lentas” como unas rodadoras, para poder coger sensaciones más rápidas y reactividad en el apoyo. Por los problemas que arrastro en los gemelos y soleos no puedo utilizar zapatillas muy radicales, en el sentido de drop muy bajo y media suela que se sienta dura y con poca amortiguación, ya que necesito que la zapatilla absorba algo de impacto y me “devuelva” algo de la fuerza que yo ejerzo. 

Para competir, antes de las cirugías, utilizaba voladoras minimalistas. Ahora este tipo de zapatillas me deja los gemelos muy resentidos, así que no son una buena opción para mi a día de hoy.

Este año probé para competir las Nike vaporfly 4% y la verdad que quedé encantada. Son totalmente diferentes a lo que yo solía utilizar para competir (por ejemplo Nike streak). Estas son mucho más blandas y con drop alto, pero su reactividad, comodidad, y sobre todo que no me dejan los gemelos resentidos después de correr un 5k o 10k, las han convertido en mis zapatillas favoritas para competir. 

La única pega que puedo poner a estas zapatillas es que son un poco inestables en las curvas y giros cerrados, además de que pueden causar problemas en el tibial posterior a corredores pronadores, ya que aunque son neutras, su poca estabilidad provoca que “se te caiga el pie” hacia adentro en el apoyo.

Utilizo plantillas, por lo que todas las zapatillas que uso son neutras (excepto en las vaporfly 4%, porque las plantillas no caben al tener una suela y horma muy estrecha).

En cuanto al upper no tengo preferencias ni problemas con ningún tipo de material. 

Vaporfly Next %. ¿Porqué se ven tanto en las carreras? ¿Són realmente una ventaja?

Las Vaporfly 4% fueron una revolución, pero Nike se ha vuelto a superar con esta versión.

El upper proporciona mayor sujeción al pie con respecto a las Vaporfly 4% gracias al nuevo material denominado Vaporweave, más ligero que el flyknit pero sobre todo también más firme, transpirable, y además no se empapa en casos de excesiva agua o sudor (aspecto que en mi caso, triatleta, es muy importante, ya que en las carreras solemos echarnos agua por encima y una zapatilla empapada a parte de sentirse más pesada, es incómoda, y suele provocar heridas, ampollas...).

Además, los cordones están ligeramente desviados hacia un lado para evitar la presión en el empeine y los tendones extensores de los dedos.

En la zona del aquiles presenta una especie de almohadilla que proporciona mucho confort en esta parte y evita roces (algo muy positivo si corres sin calcetines, como es nuestro caso en triatlón).

En cuanto a la mediasuela, han disminuido el drop con respecto a las Vaporfly 4%, siguen manteniendo la placa de carbono, y presenta algo más de espuma en la mediasuela.

El material de la suela en la zona del antepié proporciona mayor agarre. La horma es más ancha (lo que permite introducir plantillas correctoras en caso de necesitarlas, cosa que es muy difícil en las 4% porque no caben bien al ser la horma de la zapatilla muy estrecha en la zona del mediopié).

Esta nueva forma proporciona mayor estabilidad, sobre todo a la hora de trazar curvas corriendo o giros cerrados.

Personalmente noto las Next % todavía más reactivas que las 4%, es decir, te “empuja” más en el despegue del suelo. Además, al ser más estables y tener algo más de material en la mediasuela me resultan más cómodas. Tienen incluso más amortiguación que las 4% pero no son tan blandas, lo que para mi gusto es perfecto.

Lo único malo que para mi tienen estas zapatillas es que, en el apoyo, el pie se suele “caer” hacia adentro, es decir, acentúa la pronación, por lo que no las recomiendo para corredores muy pronadores, o en todo caso, las recomiendo usar con plantillas. Yo soy pronadora, las he usado sin plantillas, y se me ha resentido mucho el tibial posterior al acentuarse la pronación.

Creo que son aptas para todo tipo de corredor, para correr a ritmos como mínimo por debajo de 4’30” el kilómetro.

imagen

 

Entrevista CARLOS OLIVER

Nombre: Carlos Oliver Vives
Edad: 20 años
Lugar de nacimiento: Palma de Mallorca
Lugar de residencia: Madrid
Principales logros deportivos: 4º Copa de Europa Elite Funchal(Portugal) 2019, 8º Copa de Europa Malmo (Suecia) 2019, 5º Campeonato del Mundo Duatlón sub23 Pontevedra 2019.
Cuéntanos sobre tu trayectoria deportiva.

He crecido con una bicicleta en casa, compitiendo en ciclismo desde 2009 en categorías menores. Mi introducción al triatlón fue siguiendo los pasos de mi hermano mayor: en 2011 me federé en un club de natación y en otro de atletismo, y ese mismo verano decidí unir las tres disciplinas que entrenaba y hacer mi primer triatlón. Me gustó esa primera experiencia en el ‘’mundillo’’, muy buen ambiente, competitivo pero sano, se me dió bien, me lo pasé mejor, y a partir de ahí decidí que quería empezar a competir en este deporte.

Compaginando campeonatos nacionales de ambos deportes desde infantil (2013), fue al inicio de mi etapa junior (2016) que aparté las competiciones de ciclismo para centrarme solo en el triatlón. 

De 2014 hasta 2017 mi ‘’mentor’’ fue Iván Muñoz, un entrenador y amigo muy importante para mí,que consiguió situarme entre los mejores a nivel nacional de mi categoría y tener un nivel suficiente para optar a la beca de la federación española para residir en el CAR de Madrid (Residencia Joaquín Blume), centro en el que llevo entrenando y viviendo después de cerrar mi etapa en casa.

Estos últimos dos años, sobretodo este año en mi primera temporada como sub23, he crecido mucho personal y deportivamente a nivel nacional e internacional, viviendo para entrenar y competir.

¿Cómo es un día “normal” en la vida de una triatleta de élite?

Estando en un centro de alto rendimiento la ‘’vida’’ es bastante más fácil en cuanto a horarios, instalaciones, servicios de la residencia..., y pongo vida entre comillas porque no tenemos mucho tiempo para nosotros, aunque no supone un problema ya que estamos aquí dedicándonos y viviendo de lo que nos gusta.

Entreno de lunes a domingo, siendo la tarde del domingo la única libre de la semana. Los domingos solo tengo bici larga o transición de bici+carrera por la mañana.

Mi horario es el siguiente: 

8:00 desayuno
11:00 carrera y/o bici (+gym)
14:30 comida
17:00 trabajo diario de prevención de lesiones (¡¡MUY IMPORTANTE!!)
18:00 natación (+gym)
20:30 cena

Estoy cursando un grado a distancia, eso me da mucha flexibilidad en cuanto a horarios de estudio, que lo suelo repartir entre el desayuno y el primer entreno, y entre la comida y el entreno de tarde.
 

Hablemos de material, cuéntanos sobre las zapatillas que usas.

En el entrenamiento de alto nivel el material deportivo tiene mucha importancia. Estoy empezando mi segunda temporada como sub23, y es que al subir a esta categoría he dado un salto en cuanto a entrenos: número de sesiones, volumen y calidad. En la carrera a pie las zapatillas son lo más importante. 

Uso dos tipos de zapatillas para entrenar, unas rodadoras y unas mixtas para los entrenos más rápidos: series cortas, largas, o rodajes rápidos. 

Las que llevo para rodar son las AIR ZOOM PEGASUS 36, las mejores zapatillas para entrenar que he llevado. Llevo con este modelo desde las Pegasus 30, y cada vez me gustan más.

Ligera para el tipo de zapato que es, upper muy cómodo y transpirable, con la lengüeta más corta y cómoda para el tendón flexor del dedo, mediasuela reactiva y un poco dura, una suela que agarra en cualquier superfície, seco o mojado... En resumen, es una zapatilla de entrenar perfecta, dentro de lo que sería mi ideal.

Las mixtas que he mencionado que visto para entrenos en zonas más rápidas son las ZOOM PEGASUS TURBO 2. Ya quedé enamorado de este modelo en su primera edición, pero con el segundo… Fueron una recomendación, y desde que las tengo ya entiendo porque tan buena fama. Una zapatilla mixta muy ligera, casi como unas voladoras, cómoda, transpirable, reactiva, te ofrece todos los ‘’feelings’’ que querrías tener de un zapato a la hora de correr rápido, es lo más cercano a una zapatilla de competición. Y con la segunda edición de este modelo han mejorado todos y cada uno de estos aspectos. 

¿Cuantas? Pues dependiendo de la cantidad de kms que les hagas… dos o tres pares de Pegasus 36 por temporada, y uno o dos pares de turbo por temporada. Las pegasus me pueden durar 700kms aprox y las turbo sobre 600.

Para competir, este año me sumé a la moda de las VAPORFLY 4% FLYKNIT, la primera gran revolución del mundo de las ‘’voladoras’’. Nunca me han gustado las voladoras blandas, pero éstas desde luego que me hicieron cambiar de opinión. Con el upper de la tela Flyknit se ajustan perfectamente al pie, perfecto para triatlón ya que hace que no tengamos que atarnos muy fuertes los elásticos y las transiciones sean más rápidas, muy reactivas, en gran parte gracias a la placa de carbono incorpora la mediasuela. Aunque las 4% tienen dos inconvenientes: la suela, que solo te va a ofrecer un agarre perfecto en superficies secas, en cambio en superficies mojadas o tierra pierde algo de tracción, y la estabilidad, que no te ofrece mucha debido a la tela flyknit, y eso se nota mucho en curvas cerradas y en corredores algo más pronadores o supinadores de lo ‘’normal’’.

Como solo las uso para competir, con un par de ellas al año sería suficiente.

Aunque las 4% dejaron de ser mis favoritas para competir porque en octubre estrené mis nuevas VAPORFLY NEXT%...

Vaporfly Next %. ¿Porqué se ven tanto en las carreras? ¿Són realmente una ventaja?
 

Llega el apartado del que más ganas tenía de hablar. Las zapatillas de las que todo el mundo habla, las que todos quieren.

La revolución que causaron las 4% parece poco al lado de las NEXT%.

Las zapatillas que más se ven en los puestos de honor en las carreras de asfalto.

El único inconveniente que podrían tener estas zapatillas sería no tenerlas.

Una maravilla de la ingeniería creada por el trabajo conjunto de ingenieros, atletas y diseñadores de Nike. Este aspecto es algo contradictorio ya que ese % de ‘’mejora’’ o eficiencia que te aporta la zapatilla solo va a ser exacto en los atletas que ayudaron a crearla y para los que fue creada. No va a ser el mismo para todos los compradores del modelo, aún así existe ese x% para todo el que la lleve.

Empezando por el upper le han puesto una nueva tela llamada VAPORWEAVE, siendo incluso más ligera que la tela flyknit, es una tela muy transpirable que al mismo tiempo la absorción de cualquier líquido es mucho menor en comparación con cualquier otro upper, haciendo que el pie esté seco y ventilado toda la carrera. Me bastó una carrera para darme cuenta. Y es que acabar un triatlón con el pie seco y sin heridas o ampollas es una de los mayores placeres del triatlón. Otro aspecto que nos favorece a los triatletas es que la horma es más amplia y por lo tanto es más fácil meter el pie en las transiciones, y es más cómodo para el ajuste de los cordones porque también la lengüeta es más corta y con una forma distinta que libera presión en el tendón flexor del dedo gordo.

Dos aspectos que forman parte de este upper que suponen dos grandes avances son las amortiguaciones en la zona del aquiles, proporcionándole comodidad al tendón y reduciendo así su fatiga, y la nueva colocación de los cordones para reducir presión en la zona más sensible del empeine, que además se ajusta mejor al pie.

El drop ha disminuido de 11 a 8mm, porque cuenta con un 15% más de ZoomX en la mediasuela, eso es lo que hace que parezcan ‘’tan gordas’’ y no tenga nada que ver con el aspecto clásico de unas voladoras finas y minimalistas.

La mediasuela sigue contando con la placa de carbono, que te escupe del suelo ayudando a impulsar el pie. Que por cierto han colocado de manera distinta la placa y resulta más efectiva todavía en cuanto a eficiencia, reactividad...

Además de ser muy estables, otras dos grandes mejoras de las 4% a las next son: la primera, subjetivamente hablando, es que la mediasuela es más dura, y como ya he dicho antes, no me gustan los zapatos blandos, y la otra mejora, de manera objetiva, es que la suela es bastante mejor y agarra en cualquier superfície.

Ya son multitud las veces que he corrido con las NEXT% y cada vez estoy más contento, me transmiten confianza en ellas, comodidad y bienestar en el pie, además de sentirme más eficiente a la hora de correr rápido y apenas fatigarme gemelos y sóleos. 

Recomendaría esta zapatilla a corredores que corran por debajo de 4’/km sea cual sea la distancia, sin entrar en rangos de peso porque para correr a 4’/km o por encima es otro modelo o tipo de zapato el que necesitas. 

Cerrar